Saltar al contenido principal
PREVIEW MODE IS ENABLED
Transcripción

(2.56)

Los músculos que forman la masa de la lengua son: los músculos intrínsecos, que discurren de una parte de la lengua hacia otra, y los músculos extrínsecos que se fijan al hueso. Hay tres músculos extrínsecos a cada lado. De ellos, estudiaremos ahora los dos más grandes, el hiogloso y el geniogloso. El otro, el estilogloso, lo veremos más tarde.

Para poder observar los músculos extrínsecos principales, vamos a dividir la mandíbula por esta línea y a retirar la rama y las apófisis alveolares. También retiraremos la totalidad de la membrana mucosa de esta línea hacia abajo.

Aquí están los músculos hiogloso y geniogloso, juntos forman la raíz de la lengua. Para ver la extensión completa del geniogloso, retiraremos el hiogloso por un momento. Todo esto es el geniogloso. El geniogloso se origina justo encima del genihioideo, en la parte superior de la espina mentoniana.

Sus fibras se abanican hacia afuera, las más altas se arquean hacia adelante casi hasta la punta de la lengua, las más bajas, se dirigen directamente hacia atrás, a la parte más posterior de la lengua. El geniogloso compacta la lengua, y la empuja hacia adelante.

Ahora devolveremos a la escena el hiogloso. El hiogloso es una hoja delgada y plana de músculo. Sus fibras, se dirigen hacia arriba y adelante. El hiogloso nace a todo lo largo del asta mayor del hioides, (aquí esta el asta mayor) y termina aquí, en la parte lateral de la lengua.

Aquí, junto al hiogloso, está el tercero de los músculos extrínsecos de la lengua, el estilogloso, viniendo desde atrás. Lo veremos más tarde. Aquí esta el músculo milohioideo visto desde atrás.

El espacio entre el milohioideo y el hiogloso, es el camino de entrada de los nervios de la lengua y del ducto submandibular, como veremos ...

[Leer más]

(2.56)

Los músculos que forman la masa de la lengua son: los músculos intrínsecos, que discurren de una parte de la lengua hacia otra, y los músculos extrínsecos que se fijan al hueso. Hay tres músculos extrínsecos a cada lado. De ellos, estudiaremos ahora los dos más grandes, el hiogloso y el geniogloso. El otro, el estilogloso, lo veremos más tarde.

Para poder observar los músculos extrínsecos principales, vamos a dividir la mandíbula por esta línea y a retirar la rama y las apófisis alveolares. También retiraremos la totalidad de la membrana mucosa de esta línea hacia abajo.

Aquí están los músculos hiogloso y geniogloso, juntos forman la raíz de la lengua. Para ver la extensión completa del geniogloso, retiraremos el hiogloso por un momento. Todo esto es el geniogloso. El geniogloso se origina justo encima del genihioideo, en la parte superior de la espina mentoniana.

Sus fibras se abanican hacia afuera, las más altas se arquean hacia adelante casi hasta la punta de la lengua, las más bajas, se dirigen directamente hacia atrás, a la parte más posterior de la lengua. El geniogloso compacta la lengua, y la empuja hacia adelante.

Ahora devolveremos a la escena el hiogloso. El hiogloso es una hoja delgada y plana de músculo. Sus fibras, se dirigen hacia arriba y adelante. El hiogloso nace a todo lo largo del asta mayor del hioides, (aquí esta el asta mayor) y termina aquí, en la parte lateral de la lengua.

Aquí, junto al hiogloso, está el tercero de los músculos extrínsecos de la lengua, el estilogloso, viniendo desde atrás. Lo veremos más tarde. Aquí esta el músculo milohioideo visto desde atrás.

El espacio entre el milohioideo y el hiogloso, es el camino de entrada de los nervios de la lengua y del ducto submandibular, como veremos en el siguiente video.

Los músculos intrínsecos de la lengua, que no veremos en detalle, discurren tanto longitudinalmente como transversalmente, encima y entre los músculos extrínsecos. Ellos son responsables de varios de los movimientos finos que se realizan al ingerir alimentos y al hablar.

Hemos visto muchos músculos en esta sección: Los músculos de la masticación, los músculos hioideos, y los músculos extrínsecos de la lengua. Más adelante en esta sección, cuando veamos las glándulas salivares, y la faringe, tendremos la oportunidad de ver como actúan en conjunto todos los músculos que hemos visto.

[Leer menos]
×
Introducir código de acceso
  No ha sido posible validar su código de acceso. Por favor intente después.
Enviar
Háblenos de su experiencia en AclandAnatomy !
(1000 caracteres)
Facilidad de uso 1 = No es fácil de usar; 5 = Muy fácil de usar
Navegación en videos 1 = No es fácil de navegar; 5 = Muy fácil de navegar
Resultados de búsqueda 1 = No relevante; 5 = Muy relevantes
Trascendencia para su comprensión de los temas 1 = No fue trascendente; 5 = Muy trascendente
¿Actualmente emplea algún otro formato de los productos Acland (DVD's, versión de transmisión por internet/institucional, etc.)?
Díganos quién es usted.



¿Podemos contactarle para solicitar su retroalimentación?
Enviar retroalimentación
Sus comentarios se han enviado con éxito.
No podemos recibir tus comentarios en este momento. Por favor, vuelva a intentarlo otra vez.
Por favor, inicia sesión para enviar comentarios .
×