Saltar al contenido principal
PREVIEW MODE IS ENABLED
3.4.5 Músculos del diafragma pélvico observados superior y lateralmente
Transcripción

(4.41)

Ahora seguiremos, para ver los músculos del diafragma pélvico. Estos músculos forman un sostén, que cierra el estrecho pélvico inferior y soporta los órganos que están dentro de la cavidad pélvica.

A cada lado, el diafragma pélvico está formado por dos músculos muy desiguales, el pequeño músculo coccígeo por detrás y un músculo mucho más grande e importante, el elevador del ano, al frente.

Aquí está el músculo coccígeo. Discurre desde la espina isquiática, hasta el borde inferior del sacro y el cóccix. El coccígeo es un músculo vestigial, con ninguna función demostrada.

Ahora, agregaremos al músculo elevador del ano a la imagen. Aquí está el elevador del ano. El elevador del ano tiene una línea de origen que es en parte hueso y en parte fascia. Al frente, nace del cuerpo del pubis. Detrás, nace de la espina isquiática, entre estos dos orígenes óseos, nace de un arco tendinoso en la fascia que se superpone al obturador interno.

Las fibras del elevador del ano pasan hacia abajo, hacia atrás y medialmente, para encontrarse en la línea media con las del lado opuesto, como veremos pronto.

Regresemos a la parte posterior, para ver el elevador del ano por debajo. Aquí está la tuberosidad isquiática, aquí está el ligamento sacro-tuberoso. El espacio entre estas estructuras y la superficie inferior del elevador se llama la fosa isquio-rectal. En el cuerpo vivo, está cubierta por grasa.

Se describe al elevador del ano con numerosas partes, que se nombran como si fueran músculos separados. Desafortunadamente, los nombres de estas partes son algo irracionales. Esta parte del elevador del ano se conoce como ilio-coccígeo. El iliococcígeo es muy delgado. Esta parte es la pubo-coccígea. Es mas sustanciosa. El pubococcígeo a su vez es más subdividido, en formas que no veremos.

Ahora que ya hemos ...

[Leer más]

(4.41)

Ahora seguiremos, para ver los músculos del diafragma pélvico. Estos músculos forman un sostén, que cierra el estrecho pélvico inferior y soporta los órganos que están dentro de la cavidad pélvica.

A cada lado, el diafragma pélvico está formado por dos músculos muy desiguales, el pequeño músculo coccígeo por detrás y un músculo mucho más grande e importante, el elevador del ano, al frente.

Aquí está el músculo coccígeo. Discurre desde la espina isquiática, hasta el borde inferior del sacro y el cóccix. El coccígeo es un músculo vestigial, con ninguna función demostrada.

Ahora, agregaremos al músculo elevador del ano a la imagen. Aquí está el elevador del ano. El elevador del ano tiene una línea de origen que es en parte hueso y en parte fascia. Al frente, nace del cuerpo del pubis. Detrás, nace de la espina isquiática, entre estos dos orígenes óseos, nace de un arco tendinoso en la fascia que se superpone al obturador interno.

Las fibras del elevador del ano pasan hacia abajo, hacia atrás y medialmente, para encontrarse en la línea media con las del lado opuesto, como veremos pronto.

Regresemos a la parte posterior, para ver el elevador del ano por debajo. Aquí está la tuberosidad isquiática, aquí está el ligamento sacro-tuberoso. El espacio entre estas estructuras y la superficie inferior del elevador se llama la fosa isquio-rectal. En el cuerpo vivo, está cubierta por grasa.

Se describe al elevador del ano con numerosas partes, que se nombran como si fueran músculos separados. Desafortunadamente, los nombres de estas partes son algo irracionales. Esta parte del elevador del ano se conoce como ilio-coccígeo. El iliococcígeo es muy delgado. Esta parte es la pubo-coccígea. Es mas sustanciosa. El pubococcígeo a su vez es más subdividido, en formas que no veremos.

Ahora que ya hemos visto el músculo elevador del ano, veamos los dos juntos. Estamos mirando desde arriba. Aquí está la parte superior del obturador interno, aquí está el arco tendinoso. Las espinas isquiáticas están aquí, aquí esta la punta del cóccix.

Aquí están los músculos coccígeos, aquí están los dos elevadores del ano. Entre ellos, al frente, hay un hueco, el hiato urogenital, por el que pasan el recto, la uretra, y la vagina en la mujer.

Las fibras del elevador del ano que nacen más posteriormente, se unen en la línea media con esta banda fibrosa, el ligamento ano-coccígeo.

Las fibras que nacen más anteriormente forman un nudo que pasa alrededor de la parte posterior del hiato urogenital. Algunas fibras a lo largo del borde del hiato se anclan a los lados del recto, la uretra y en la mujer en la vagina.

Agregaremos la uretra y el recto a la imagen. Aquí está la parte más inferior del recto, aquí está la uretra, con la partes más inferiores de la próstata al frente de ella. Veremos estas estructuras en el Volumen 6 de este Atlas.

Los músculos elevador del ano y coccígeo están cubiertos por esta capa densa de fascia pélvica, que completa el diafragma pélvico por dentro.

El diafragma pélvico sostiene los órganos pélvicos y cierra el estrecho inferior de la pelvis, mientras que permite el paso del recto, la vagina, y la uretra. Cuando estamos de pie, los músculos elevadores del ano están en un estado constante de contracci

La acción principal de los músculos elevadores del ano es mantener constantemente en su lugar un grupo de estructuras que de otra manera descenderían, los órganos pélvicos. Adicionalmente, la contracción vigorosa de los elevadores del ano empuja el límite

[Leer menos]
×
Introducir código de acceso
  No ha sido posible validar su código de acceso. Por favor intente después.
Enviar
Háblenos de su experiencia en AclandAnatomy !
(1000 caracteres)
Facilidad de uso 1 = No es fácil de usar; 5 = Muy fácil de usar
Navegación en videos 1 = No es fácil de navegar; 5 = Muy fácil de navegar
Resultados de búsqueda 1 = No relevante; 5 = Muy relevantes
Trascendencia para su comprensión de los temas 1 = No fue trascendente; 5 = Muy trascendente
¿Actualmente emplea algún otro formato de los productos Acland (DVD's, versión de transmisión por internet/institucional, etc.)?
Díganos quién es usted.



¿Podemos contactarle para solicitar su retroalimentación?
Enviar retroalimentación
Sus comentarios se han enviado con éxito.
No podemos recibir tus comentarios en este momento. Por favor, vuelva a intentarlo otra vez.
Por favor, inicia sesión para enviar comentarios .
×