Saltar al contenido principal
PREVIEW MODE IS ENABLED
3.3.7 Músculos abdominales anteriores (1): recto del abdomen
Transcripción

(3.52)

MUSCULOS (ANTERIORES)

Ahora, con siguiendo enfocados en los músculos, seguiremos con los cuatro músculos que forman la gran expansión de la pared abdominal anterior y lateral.

Estos músculos llenan el gran espacio creado por el margen costal arriba, el borde de la fascia toraco-lumbar detrás y la cresta iliaca, el ligamento inguinal, y la cresta del pubis debajo.

Veremos primero el recto abdominal, que discurre verticalmente junto a la línea media, desde las costillas anteriores e inferiores hasta el pubis; luego veremos los tres grandes músculos planos, transverso abdominal, oblicuo interno y oblicuo externo.

Hay una palabra avalada por el tiempo, usada en la descripción de los tendones de los músculos planos: aponeurosis. La aponeurosis es una palabra que es usada para describir un tendón en forma de hoja.

Veremos el recto abdominal primero. Aquí está el recto abdominal, junto con el más interno de los músculos planos, el transverso. El recto abdominal es un músculo muy largo, ancho arriba que va adelgazando hasta tener una inserción inferior más estrecha. Sale de los quinto, sexto, y séptimo cartílagos costales. Se inserta en la espina púbica.

El recto está dividido al frente por estas bandas tendinosas, llamadas intersecciones tendinosas. A veces hay tres de ellas, a veces cuatro, como en este caso. Las intersecciones van a mitad de camino a través del músculo. La acción de los músculos rectos es la flexión de la columna lumbar. Los músculos rectos actúan en oposición a los erectores del raquis.

Además de producir flexión activa, los músculos rectos tienen un importante efecto estático. Mantienen la columna lumbar recta cuando la fuerza de la gravedad tiende a extenderla.

En el cuerpo intacto, el recto abdominal está encerrado en frente y detrás por un sobre tendinoso, que es formado por la aponeurosis de los tres ...

[Leer más]

(3.52)

MUSCULOS (ANTERIORES)

Ahora, con siguiendo enfocados en los músculos, seguiremos con los cuatro músculos que forman la gran expansión de la pared abdominal anterior y lateral.

Estos músculos llenan el gran espacio creado por el margen costal arriba, el borde de la fascia toraco-lumbar detrás y la cresta iliaca, el ligamento inguinal, y la cresta del pubis debajo.

Veremos primero el recto abdominal, que discurre verticalmente junto a la línea media, desde las costillas anteriores e inferiores hasta el pubis; luego veremos los tres grandes músculos planos, transverso abdominal, oblicuo interno y oblicuo externo.

Hay una palabra avalada por el tiempo, usada en la descripción de los tendones de los músculos planos: aponeurosis. La aponeurosis es una palabra que es usada para describir un tendón en forma de hoja.

Veremos el recto abdominal primero. Aquí está el recto abdominal, junto con el más interno de los músculos planos, el transverso. El recto abdominal es un músculo muy largo, ancho arriba que va adelgazando hasta tener una inserción inferior más estrecha. Sale de los quinto, sexto, y séptimo cartílagos costales. Se inserta en la espina púbica.

El recto está dividido al frente por estas bandas tendinosas, llamadas intersecciones tendinosas. A veces hay tres de ellas, a veces cuatro, como en este caso. Las intersecciones van a mitad de camino a través del músculo. La acción de los músculos rectos es la flexión de la columna lumbar. Los músculos rectos actúan en oposición a los erectores del raquis.

Además de producir flexión activa, los músculos rectos tienen un importante efecto estático. Mantienen la columna lumbar recta cuando la fuerza de la gravedad tiende a extenderla.

En el cuerpo intacto, el recto abdominal está encerrado en frente y detrás por un sobre tendinoso, que es formado por la aponeurosis de los tres músculos planos. Esta es la vaina de la cubierta del recto. La capa posterior termina aquí, aproximadamente a tres cuartos del camino del músculo hacia abajo. A veces termina gradualmente, a veces abruptamente, con un borde inferior diferente conocido como la línea arcuata. Debajo de esto, solo hay una pequeña y laxa fascia entre la parte de atrás del recto y del peritoneo.

Ahora agregaremos la capa anterior de la vaina del recto a la imagen. La capa anterior se extiende desde el margen costal hasta el pubis.

Si cortamos la vaina anterior del recto y tratamos de retraerla, podremos ver que está firmemente anclada a las intersecciones tendinosas. Aquí hay una, aquí otra. Aquí hemos dividido estas intersecciones para que podamos retraer la vaina del recto anteri

Las dos capas de vaina de los rectos se unen cerca de la línea media, aquí está la capa posterior. Ambas capas se insertan en esta banda densa y tendinosa de la línea media, la línea alba. La línea alba se extiende desde la apófisis xifoides hasta el pubi

Veremos más de la vaina de los rectos, a medida que veamos las aponeurosis de los tres músculos planos.

[Leer menos]
×
Introducir código de acceso
  No ha sido posible validar su código de acceso. Por favor intente después.
Enviar
Háblenos de su experiencia en AclandAnatomy !
(1000 caracteres)
Facilidad de uso 1 = No es fácil de usar; 5 = Muy fácil de usar
Navegación en videos 1 = No es fácil de navegar; 5 = Muy fácil de navegar
Resultados de búsqueda 1 = No relevante; 5 = Muy relevantes
Trascendencia para su comprensión de los temas 1 = No fue trascendente; 5 = Muy trascendente
¿Actualmente emplea algún otro formato de los productos Acland (DVD's, versión de transmisión por internet/institucional, etc.)?
Díganos quién es usted.



¿Podemos contactarle para solicitar su retroalimentación?
Enviar retroalimentación
Sus comentarios se han enviado con éxito.
No podemos recibir tus comentarios en este momento. Por favor, vuelva a intentarlo otra vez.
Por favor, inicia sesión para enviar comentarios .
×