Saltar al contenido principal
PREVIEW MODE IS ENABLED
5.3.9 Trompas uterinas, ligamento ancho del útero, ovarios
Transcripción

(3.46)

Daremos una mirada detallada a las trompas uterinas y los ovarios. Cerca de ellos encontraremos una cantidad de estructuras conocidas como ligamentos. Este término no es correcto en esta región, porque así solo se le puede llamar a una estructura en forma de cordón y no como en este caso, a un delicado pliegue de peritoneo.

Las dos trompas uterinas, comúnmente llamadas las trompas de Falopio, nacen a lado y lado de la parte superior del útero. Para ver la trompa más claramente la veremos bajo el agua. La trompa uterina se ensancha a lo largo de toda su extensión. Se divide arbitrariamente en el istmo, la ampolla y el infundíbulo. La trompa uterina se abre dentro de la cavidad peritoneal.

La abertura de la trompa uterina está rodeada y disimulada por estás delicadas barbas de mucosa, la fimbria. Acá vemos la abertura del ostium abdominal. Normalmente el infundíbulo se incurva alrededor para que la fimbria toque el ovario. La trompa uterina se encuentra unida al ligamento ancho a través de esta hoja doble de peritoneo llamada el mesosálpinx.

Ahora veremos el ovario y el ligamento ancho con sus estructuras asociadas. Aquí vemos el mesovario, el mesosálpinx, el ligamento redondo y el ligamento suspensorio del ovario.

Llevaremos el útero hacia adelante para ver el ovario. Aquí está el ovario. En una mujer adulta joven es mucho más grande como veremos más adelante. El ovario cuelga por detrás del ligamento ancho en su propia capa de peritoneo llamada el mesovario. El polo medial del ovario está unido al útero por medio de este cordón llamado el ligamento ovárico o ligamento propio del ovario.

Los vasos sanguíneos del ovario cruzan el borde pélvico por aquí y pasan por debajo del peritoneo hasta llegar al polo lateral del ovario. Ellos forman éste ...

[Leer más]

(3.46)

Daremos una mirada detallada a las trompas uterinas y los ovarios. Cerca de ellos encontraremos una cantidad de estructuras conocidas como ligamentos. Este término no es correcto en esta región, porque así solo se le puede llamar a una estructura en forma de cordón y no como en este caso, a un delicado pliegue de peritoneo.

Las dos trompas uterinas, comúnmente llamadas las trompas de Falopio, nacen a lado y lado de la parte superior del útero. Para ver la trompa más claramente la veremos bajo el agua. La trompa uterina se ensancha a lo largo de toda su extensión. Se divide arbitrariamente en el istmo, la ampolla y el infundíbulo. La trompa uterina se abre dentro de la cavidad peritoneal.

La abertura de la trompa uterina está rodeada y disimulada por estás delicadas barbas de mucosa, la fimbria. Acá vemos la abertura del ostium abdominal. Normalmente el infundíbulo se incurva alrededor para que la fimbria toque el ovario. La trompa uterina se encuentra unida al ligamento ancho a través de esta hoja doble de peritoneo llamada el mesosálpinx.

Ahora veremos el ovario y el ligamento ancho con sus estructuras asociadas. Aquí vemos el mesovario, el mesosálpinx, el ligamento redondo y el ligamento suspensorio del ovario.

Llevaremos el útero hacia adelante para ver el ovario. Aquí está el ovario. En una mujer adulta joven es mucho más grande como veremos más adelante. El ovario cuelga por detrás del ligamento ancho en su propia capa de peritoneo llamada el mesovario. El polo medial del ovario está unido al útero por medio de este cordón llamado el ligamento ovárico o ligamento propio del ovario.

Los vasos sanguíneos del ovario cruzan el borde pélvico por aquí y pasan por debajo del peritoneo hasta llegar al polo lateral del ovario. Ellos forman éste pliegue peritoneal, el ligamento suspensorio del ovario llamado también ligamento infundíbulo-pélvico que a su vez forma la parte más alta del complejo ligamento ancho.

La parte superior del ligamento ancho es llevada hacia adelante por el ligamento redondo que cruza lateralmente y luego hacia adelante pasa a través del canal inguinal.

Hemos estado viendo los órganos reproductivos de individuos que vivieron muchos años y llegaron a la vejez. En una mujer adulta joven, los ovarios y el útero son mucho más apreciables como podemos ver en esta imagen durante una laparoscopia de órganos pélvicos femeninos realizada en una mujer en edad reproductiva.

Aquí la vista está al contrario: esto es anterior y esto es posterior. Aquí están el útero y las trompas uterinas colgando hacia atrás, aquí están los ligamentos redondos. Esta es una visión hacia abajo dentro del saco recto-uterino. Aquí vemos el ligamento ancho del lado derecho con el ligamento redondo pasando a través de él. Este es el ovario derecho colgando en su mesovario. Cuando recogemos la ampolla de la trompa uterina con la ayuda de unos fórceps podemos ver la fimbria, el ovario y el ligamento suspensorio del ovario.

[Leer menos]
×
Introducir código de acceso
  No ha sido posible validar su código de acceso. Por favor intente después.
Enviar
Háblenos de su experiencia en AclandAnatomy !
(1000 caracteres)
Facilidad de uso 1 = No es fácil de usar; 5 = Muy fácil de usar
Navegación en videos 1 = No es fácil de navegar; 5 = Muy fácil de navegar
Resultados de búsqueda 1 = No relevante; 5 = Muy relevantes
Trascendencia para su comprensión de los temas 1 = No fue trascendente; 5 = Muy trascendente
¿Actualmente emplea algún otro formato de los productos Acland (DVD's, versión de transmisión por internet/institucional, etc.)?
Díganos quién es usted.



¿Podemos contactarle para solicitar su retroalimentación?
Enviar retroalimentación
Sus comentarios se han enviado con éxito.
No podemos recibir tus comentarios en este momento. Por favor, vuelva a intentarlo otra vez.
Por favor, inicia sesión para enviar comentarios .
×