Saltar al contenido principal
PREVIEW MODE IS ENABLED
4.7.2 Revestimiento de la cavidad craneal, hoz del cerebro y tienda del cerebelo
Transcripción

(3.02)

El encéfalo está contenido dentro de la cavidad craneana.

Aquí está la cavidad craneana en un cráneo seco, tiene casi la misma forma del encéfalo. Como vimos en el último video, dos grandes accidentes óseos dividen el piso de la cavidad craneana en tres partes.

El borde del esfenoides separa la fosa craneana anterior de la fosa craneana media. Esta parte del cerebro, el lóbulo frontal, ocupa la fosa craneana anterior. Esta parte, el lóbulo temporal, ocupa la fosa craneana media.

La porción petrosa del hueso temporal separa la fosa craneana media de la fosa craneana posterior, la cual contiene el cerebelo y el tronco cerebral. Aquí vemos el foramen o agujero magno.

Ahora apreciemos como se ve la cavidad craneana en el cuerpo vivo. La cavidad craneana está tapizada por esta gruesa y brillante capa de tejido fibroso: la duramadre.

Abajo, la capa de duramadre pasa a través del foramen magno, continuándose con la duramadre que tapiza el canal vertebral. Dos extensiones importantes de la duramadre separan las regiones del encéfalo en la cavidad craneana. Estas son la hoz del cerebro y el tentorio o tienda del cerebelo.

Aquí está el tentorio. Su nombre completo es tienda del cerebelo y separa la fosa craneana posterior del resto de la cavidad craneana, y separa dos partes principales del encéfalo, el cerebro (arriba) del cerebelo (abajo).

Esta abertura del tentorio se denomina incisura tentorial, por ahí pasa el tronco cerebral desde la fosa craneal posterior hacia la media. El tentorio o tienda del cerebelo se inserta en la cara interna del hueso occipital, a lo largo de la porción petrosa del hueso temporal y termina en las apófisis clinoides posteriores del esfenoides.

La parte superior del tentorio se continúa con la duramadre del piso de la fosa craneal media. En ...

[Leer más]

(3.02)

El encéfalo está contenido dentro de la cavidad craneana.

Aquí está la cavidad craneana en un cráneo seco, tiene casi la misma forma del encéfalo. Como vimos en el último video, dos grandes accidentes óseos dividen el piso de la cavidad craneana en tres partes.

El borde del esfenoides separa la fosa craneana anterior de la fosa craneana media. Esta parte del cerebro, el lóbulo frontal, ocupa la fosa craneana anterior. Esta parte, el lóbulo temporal, ocupa la fosa craneana media.

La porción petrosa del hueso temporal separa la fosa craneana media de la fosa craneana posterior, la cual contiene el cerebelo y el tronco cerebral. Aquí vemos el foramen o agujero magno.

Ahora apreciemos como se ve la cavidad craneana en el cuerpo vivo. La cavidad craneana está tapizada por esta gruesa y brillante capa de tejido fibroso: la duramadre.

Abajo, la capa de duramadre pasa a través del foramen magno, continuándose con la duramadre que tapiza el canal vertebral. Dos extensiones importantes de la duramadre separan las regiones del encéfalo en la cavidad craneana. Estas son la hoz del cerebro y el tentorio o tienda del cerebelo.

Aquí está el tentorio. Su nombre completo es tienda del cerebelo y separa la fosa craneana posterior del resto de la cavidad craneana, y separa dos partes principales del encéfalo, el cerebro (arriba) del cerebelo (abajo).

Esta abertura del tentorio se denomina incisura tentorial, por ahí pasa el tronco cerebral desde la fosa craneal posterior hacia la media. El tentorio o tienda del cerebelo se inserta en la cara interna del hueso occipital, a lo largo de la porción petrosa del hueso temporal y termina en las apófisis clinoides posteriores del esfenoides.

La parte superior del tentorio se continúa con la duramadre del piso de la fosa craneal media. En la línea media, el tentorio se inserta en la hoz del cerebro, la cual pondremos en la imagen.

Esta es la hoz del cerebro. La hoz forma la división en la línea media entre los dos hemisferios cerebrales. Aquí está su inserción al tentorio.

A lo largo de su recorrido la hoz se inserta en los huesos occipital, parietal y frontal. Aquí al frente, la hoz se inserta en la crista galli. Para ver la hoz en un corte transversal lo dividiremos a través de esta línea.

Cerca de su inserción, la hoz se divide en dos capas dejando un espacio triangular para el seno sagital superior, una parte importante del sistema de drenaje venoso del cerebro, como veremos más adelante en este video.

[Leer menos]
×
Introducir código de acceso
  No ha sido posible validar su código de acceso. Por favor intente después.
Enviar
Háblenos de su experiencia en AclandAnatomy !
(1000 caracteres)
Facilidad de uso 1 = No es fácil de usar; 5 = Muy fácil de usar
Navegación en videos 1 = No es fácil de navegar; 5 = Muy fácil de navegar
Resultados de búsqueda 1 = No relevante; 5 = Muy relevantes
Trascendencia para su comprensión de los temas 1 = No fue trascendente; 5 = Muy trascendente
¿Actualmente emplea algún otro formato de los productos Acland (DVD's, versión de transmisión por internet/institucional, etc.)?
Díganos quién es usted.



¿Podemos contactarle para solicitar su retroalimentación?
Enviar retroalimentación
Sus comentarios se han enviado con éxito.
No podemos recibir tus comentarios en este momento. Por favor, vuelva a intentarlo otra vez.
Por favor, inicia sesión para enviar comentarios .
×