Saltar al contenido principal
PREVIEW MODE IS ENABLED
Transcripción

(4.57)

Ahora que hemos visto la parte del cráneo que nos interesaba en esta sección, seguiremos mirando los huesos debajo de este. Primero miraremos los rasgos especiales de las dos primeras vértebras cervicales- el atlas y el axis. Entonces miraremos la continuidad de la columna cervical con los huesos de la parte superior del tronco.

Aquí está el atlas, aquí está el axis. Estas dos vértebras están adaptadas para permitir el movimiento de la cabeza. La flexión y la extensión de la cabeza tienen lugar aquí en la articulación atlantooccipital, la flexión lateral de la cabeza también tiene lugar en esta articulación. La rotación de la cabeza en unión con el atlas, sucede aquí, en la unión entre el atlas y el axis, la articulación atlanto-axial.

Debido a sus funciones especiales, el atlas y el axis difieren en gran manera de las vértebras cervicales típicas. Como vimos en el capitulo 3, una vértebra cervical típica tiene un cuerpo vertebral al frente y un arco neural detrás, delimitando el foramen vertebral.

Tiene una apófisis espinosa detrás con dos tuberosidades y una apófisis transversa a cada lado, también con dos tuberosidades. Sobre cada lado hay dos superficies articulares, una encima y una debajo, para formar las articulaciones intervertebrales. Las superficies articulares están inclinadas hacia arriba y adelante. Están conectadas por estas masas de hueso, las masas laterales.

Cada vértebra se articula con su vecina por intermedio de un disco intervertebral frontal y por dos articulaciones intervertebrales detrás, una a cada lado. Ahora miremos las características que hacen al atlas y el axis diferentes.

La vértebra atlas no tiene cuerpo. Justo en frente tiene este estrecho arco anterior que empata con el arco posterior. Los dos arcos del atlas en unión con estas dos masas laterales, delimitan un extraordinariamente grande foramen vertebral. Esta ...

[Leer más]

(4.57)

Ahora que hemos visto la parte del cráneo que nos interesaba en esta sección, seguiremos mirando los huesos debajo de este. Primero miraremos los rasgos especiales de las dos primeras vértebras cervicales- el atlas y el axis. Entonces miraremos la continuidad de la columna cervical con los huesos de la parte superior del tronco.

Aquí está el atlas, aquí está el axis. Estas dos vértebras están adaptadas para permitir el movimiento de la cabeza. La flexión y la extensión de la cabeza tienen lugar aquí en la articulación atlantooccipital, la flexión lateral de la cabeza también tiene lugar en esta articulación. La rotación de la cabeza en unión con el atlas, sucede aquí, en la unión entre el atlas y el axis, la articulación atlanto-axial.

Debido a sus funciones especiales, el atlas y el axis difieren en gran manera de las vértebras cervicales típicas. Como vimos en el capitulo 3, una vértebra cervical típica tiene un cuerpo vertebral al frente y un arco neural detrás, delimitando el foramen vertebral.

Tiene una apófisis espinosa detrás con dos tuberosidades y una apófisis transversa a cada lado, también con dos tuberosidades. Sobre cada lado hay dos superficies articulares, una encima y una debajo, para formar las articulaciones intervertebrales. Las superficies articulares están inclinadas hacia arriba y adelante. Están conectadas por estas masas de hueso, las masas laterales.

Cada vértebra se articula con su vecina por intermedio de un disco intervertebral frontal y por dos articulaciones intervertebrales detrás, una a cada lado. Ahora miremos las características que hacen al atlas y el axis diferentes.

La vértebra atlas no tiene cuerpo. Justo en frente tiene este estrecho arco anterior que empata con el arco posterior. Los dos arcos del atlas en unión con estas dos masas laterales, delimitan un extraordinariamente grande foramen vertebral. Esta parte está ocupada por el cordón (médula) espinal, esta parte por la apófisis odontoides del axis, que veremos en un momento.

Las superficies articulares superiores del atlas tienen la forma de la parte de adentro de una copa para acoplarse a la formas de los cóndilos del occipital. Las superficies articulares inferiores, tienen la forma de la parte interior de un cono.

Ahora miraremos la vértebra axis. El cuerpo del axis se prolonga en esta importante proyección, la apófisis odontoides. En términos del desarrollo la apófisis odontoides representa el cuerpo inexistente del atlas. En términos de función, es el pivote alrededor del cual giran la cabeza y el atlas.

Las superficies articulares superiores del axis están localizadas bien al frente de las más inferiores. Las superficies superiores están alineadas con la apófisis odontoides. Cuando ocurre la rotación entre estas superficies y las del atlas, la apófisis odontoides permanece en la mitad.

La apófisis odontoides está rodeada adelante y a los lados por hueso. Se sostiene en la parte posterior mediante un fuerte ligamento, el ligamento transverso del atlas. Desde arriba, la apófisis odontoides también se sostiene en su lugar mediante dos fuertes ligamentos, los ligamentos alares que se insertan aquí y aquí. Veremos estos ligamentos más adelante.

La apófisis odontoides tiene dos pequeñas superficies articulares, una posterior para el ligamento transverso, y una adelante para el arco anterior del atlas.

Para ver como se relacionan estas estructuras con la base del cráneo, miremos desde atrás, el interior de un espécimen del cual han sido retirados los arcos neurales, y la parte posterior del hueso occipital.

Aquí está el foramen magno, aquí esta el interior de la parte basilar del hueso occipital. Aquí está el atlas, aquí está el axis, aquí está la apófisis odontoides. Aquí están las articulaciones atlanto-occipitales, y las atlanto-axiales.

[Leer menos]
×
Introducir código de acceso
  No ha sido posible validar su código de acceso. Por favor intente después.
Enviar
Háblenos de su experiencia en AclandAnatomy !
(1000 caracteres)
Facilidad de uso 1 = No es fácil de usar; 5 = Muy fácil de usar
Navegación en videos 1 = No es fácil de navegar; 5 = Muy fácil de navegar
Resultados de búsqueda 1 = No relevante; 5 = Muy relevantes
Trascendencia para su comprensión de los temas 1 = No fue trascendente; 5 = Muy trascendente
¿Actualmente emplea algún otro formato de los productos Acland (DVD's, versión de transmisión por internet/institucional, etc.)?
Díganos quién es usted.



¿Podemos contactarle para solicitar su retroalimentación?
Enviar retroalimentación
Sus comentarios se han enviado con éxito.
No podemos recibir tus comentarios en este momento. Por favor, vuelva a intentarlo otra vez.
Por favor, inicia sesión para enviar comentarios .
×