Saltar al contenido principal
PREVIEW MODE IS ENABLED
Transcripción

(3.47)

Ahora veremos los músculos principales que producen espiración: los intercostales internos, y los músculos de la pared abdominal. Los intercostales internos yacen debajo de los externos, los cuales retiraremos.

Aquí están los músculos intercostales internos. Cada intercostal interno discurre desde la costilla inferior, hasta aquí en la costilla superior. Los intercostales internos se extienden desde detrás de los ángulos de las costillas hasta el final de los espacios intercostales al frente.

Las fibras de los intercostales internos discurren desde abajo hacia adelante y hacia arriba. Para mostrar como actúan, miraremos nuevamente el modelo, con la fuerza aplicada ahora en dirección de las fibras intercostales internas.

A medida que la fuerza se aplica, las costillas se mueven hacia abajo. A medida que las costillas se mueven hacia abajo, sus extremos, junto con el esternón se mueven hacia atrás. La acción de los intercostales internos mueve la pared anterior del tórax hacia abajo y hacia atrás.

Los otros músculos importantes de la espiración son los músculos de la pared abdominal. Ellos ejercen dos efectos importantes. Ya hemos notado que elevan la presión intra-abdominal, y por lo tanto empujan el diafragma hacia arriba. Además, los músculos de la pared abdominal empujan las costillas inferiores hacia abajo, asistiendo la acción de los intercostales internos. Veremos en detalle estos músculos en la siguiente sección. Aquí, solo tendremos una rápida vista previa de ellos.

En cada lado de la línea media están los músculos rectos abdominales, que van desde la quinta, sexta y séptima costillas, hasta el pubis. Entre los músculos rectos en frente, y la pared abdominal posterior detrás, hay tres hojas musculares, una dentro de la otra. Esta hoja, la más interna, es el transverso abdominal. Sus fibras discurren horizontalmente, las más superiores van desde las cuatro costillas inferiores, hasta insertarse en esta ...

[Leer más]

(3.47)

Ahora veremos los músculos principales que producen espiración: los intercostales internos, y los músculos de la pared abdominal. Los intercostales internos yacen debajo de los externos, los cuales retiraremos.

Aquí están los músculos intercostales internos. Cada intercostal interno discurre desde la costilla inferior, hasta aquí en la costilla superior. Los intercostales internos se extienden desde detrás de los ángulos de las costillas hasta el final de los espacios intercostales al frente.

Las fibras de los intercostales internos discurren desde abajo hacia adelante y hacia arriba. Para mostrar como actúan, miraremos nuevamente el modelo, con la fuerza aplicada ahora en dirección de las fibras intercostales internas.

A medida que la fuerza se aplica, las costillas se mueven hacia abajo. A medida que las costillas se mueven hacia abajo, sus extremos, junto con el esternón se mueven hacia atrás. La acción de los intercostales internos mueve la pared anterior del tórax hacia abajo y hacia atrás.

Los otros músculos importantes de la espiración son los músculos de la pared abdominal. Ellos ejercen dos efectos importantes. Ya hemos notado que elevan la presión intra-abdominal, y por lo tanto empujan el diafragma hacia arriba. Además, los músculos de la pared abdominal empujan las costillas inferiores hacia abajo, asistiendo la acción de los intercostales internos. Veremos en detalle estos músculos en la siguiente sección. Aquí, solo tendremos una rápida vista previa de ellos.

En cada lado de la línea media están los músculos rectos abdominales, que van desde la quinta, sexta y séptima costillas, hasta el pubis. Entre los músculos rectos en frente, y la pared abdominal posterior detrás, hay tres hojas musculares, una dentro de la otra. Esta hoja, la más interna, es el transverso abdominal. Sus fibras discurren horizontalmente, las más superiores van desde las cuatro costillas inferiores, hasta insertarse en esta lamina tendinosa, que se dirige hacia la línea media.

Afuera del transverso está el oblicuo interno. Sus fibras van desde la cresta iliaca y se abren en muchas direcciones, las más altas se insertan en las tres costillas más inferiores. Afuera del oblicuo interno está el oblicuo externo. Va desde las siete costillas inferiores, y se inserta parcialmente en la cresta iliaca, y parcialmente en esta ancha hoja tendinosa, la aponeurosis del oblicuo externo.

La contribución más importante que los músculos abdominales hacen a los movimientos de la respiración es su poderosa acción en la espiración forzada, tal como al toser y estornudar.

Además de los músculos de la respiración que hemos visto, hay otros menores que vamos a omitir porque que no son importantes. Son los elevadores de las costillas y los músculos serratos posteriores afuera, y el transverso torácico y los músculos intercostales más internos, adentro.

Además de ser un contenedor expandible para el corazón y los pulmones, el tórax también forma la base desde donde se desprende el miembro superior. Los músculos de la región del hombro, que cubren casi por completo las costillas en frente y todas las costillas atrás, se muestran en el Volumen 1 de este Atlas.

[Leer menos]
×
Introducir código de acceso
  No ha sido posible validar su código de acceso. Por favor intente después.
Enviar
Háblenos de su experiencia en AclandAnatomy !
(1000 caracteres)
Facilidad de uso 1 = No es fácil de usar; 5 = Muy fácil de usar
Navegación en videos 1 = No es fácil de navegar; 5 = Muy fácil de navegar
Resultados de búsqueda 1 = No relevante; 5 = Muy relevantes
Trascendencia para su comprensión de los temas 1 = No fue trascendente; 5 = Muy trascendente
¿Actualmente emplea algún otro formato de los productos Acland (DVD's, versión de transmisión por internet/institucional, etc.)?
Díganos quién es usted.



¿Podemos contactarle para solicitar su retroalimentación?
Enviar retroalimentación
Sus comentarios se han enviado con éxito.
No podemos recibir tus comentarios en este momento. Por favor, vuelva a intentarlo otra vez.
Por favor, inicia sesión para enviar comentarios .
×