Saltar al contenido principal
PREVIEW MODE IS ENABLED
3.1.4 Ligamentos de la columna vertebral; discos intervertebrales
Transcripción

(4.41)

Ya que hemos visto los huesos de la columna vertebral, miremos las estructuras que mantienen unidos los huesos, y que permiten su movimiento. Veremos primero los discos intervertebrales, luego los ligamentos de la columna vertebral, y luego las articulaciones posteriores.

Estas estructuras están dispuestas en una forma similar desde la parte superior de la columna hasta la parte inferior. Las observaremos todas en la región lumbar.

Aquí hay un disco intervertebral. Este disco es un gran cojín de fibrocartílago, que está firmemente anclado al cuerpo vertebral arriba y abajo en toda su circunferencia.

Si hacemos un corte en el disco y lo observamos desde arriba, vemos que está hecho de láminas concéntricas de material. El disco consiste en un anillo externo de fibrocartílago duro, denominado el anillo fibroso, y un centro suave de un material casi líquido, llamado el núcleo pulposo.

El disco es lo suficientemente sólido como para transmitir el peso del cuerpo, y lo suficientemente flexible como para permitir el movimiento entre vértebras. El lado del disco intervertebral forma el margen anterior del agujero intervertebral, por el cual emergen los nervios espinales.

Las vértebras también están unidas mediante ligamentos. Algunos van de vértebra a vértebra; algunos discurren a lo largo de la columna. Comenzando por detrás, veremos los ligamentos que unen las apófisis espinosas, los ligamentos interespinosos y supraespinosos; luego el ligamento que une las láminas juntas, el ligamentum flavum o amarillo. Luego veremos los dos ligamentos que ayudan a sostener los cuerpos juntos: los ligamentos longitudinales anterior y posterior.

Primero, los ligamentos interespinosos, aquí están. Discurren desde el borde inferior de una apófisis espinosa al borde superior de la siguiente. Ahora agregaremos el ligamento supraespinoso a la imagen.

El ligamento supraespinoso sale con los ligamentos interespinosos. Discurre a lo largo de la columna vertebral, conectando las ...

[Leer más]

(4.41)

Ya que hemos visto los huesos de la columna vertebral, miremos las estructuras que mantienen unidos los huesos, y que permiten su movimiento. Veremos primero los discos intervertebrales, luego los ligamentos de la columna vertebral, y luego las articulaciones posteriores.

Estas estructuras están dispuestas en una forma similar desde la parte superior de la columna hasta la parte inferior. Las observaremos todas en la región lumbar.

Aquí hay un disco intervertebral. Este disco es un gran cojín de fibrocartílago, que está firmemente anclado al cuerpo vertebral arriba y abajo en toda su circunferencia.

Si hacemos un corte en el disco y lo observamos desde arriba, vemos que está hecho de láminas concéntricas de material. El disco consiste en un anillo externo de fibrocartílago duro, denominado el anillo fibroso, y un centro suave de un material casi líquido, llamado el núcleo pulposo.

El disco es lo suficientemente sólido como para transmitir el peso del cuerpo, y lo suficientemente flexible como para permitir el movimiento entre vértebras. El lado del disco intervertebral forma el margen anterior del agujero intervertebral, por el cual emergen los nervios espinales.

Las vértebras también están unidas mediante ligamentos. Algunos van de vértebra a vértebra; algunos discurren a lo largo de la columna. Comenzando por detrás, veremos los ligamentos que unen las apófisis espinosas, los ligamentos interespinosos y supraespinosos; luego el ligamento que une las láminas juntas, el ligamentum flavum o amarillo. Luego veremos los dos ligamentos que ayudan a sostener los cuerpos juntos: los ligamentos longitudinales anterior y posterior.

Primero, los ligamentos interespinosos, aquí están. Discurren desde el borde inferior de una apófisis espinosa al borde superior de la siguiente. Ahora agregaremos el ligamento supraespinoso a la imagen.

El ligamento supraespinoso sale con los ligamentos interespinosos. Discurre a lo largo de la columna vertebral, conectando las puntas de las apófisis espinosas. El ligamento supraespinoso sirve como punto medio de inserción para varios músculos importantes, como veremos más adelante. Estos ligamentos ayudan a limitar la flexión de la columna.

La estructura, o estructuras, que principalmente limitan la flexión de la columna vertebral son una serie de ligamentos cortos que unen las láminas, que se conocen de manera colectiva como ligamento amarillo.

El ligamento amarillo, se encuentra al frente de las láminas. Para verlo, cortaremos a nivel de los pedículos de todas las vértebras, a lo largo de esta línea, y observaremos las láminas desde adentro.

Aquí está el ligamento amarillo. Va de una lámina a la siguiente a lo largo de toda la columna. Aquí, por donde se ha cortado se puede ver lo grueso que es. El ligamento flavum o amarillo hecho de tejido amarillo fibroelástico, deriva de allí su nombre fl

Ahora miraremos dos ligamentos que unen a los cuerpos vertebrales. Los ligamentos longitudinales anterior y posterior. El anterior es el más fuerte de los dos- aquí está. El ligamento longitudinal anterior cubre la parte anterior y los lados de los cuerpo

El ligamento longitudinal anterior es grueso y fuerte. Se inserta en los bordes superiores e inferiores de cada cuerpo vertebral. Limita la extensión de la columna. En extensión, la tensión del ligamento longitudinal anterior ayuda a prevenir el movimient

El ligamento longitudinal posterior discurre a lo largo de la parte posterior de los cuerpos vertebrales. Para verlo, dividiremos los pedículos a lo largo de esta línea también, y miraremos los cuerpos por si mismos.

Aquí está el ligamento longitudinal posterior. Es angosto sobre cada cuerpo vertebral, y se ensancha para cubrir la parte posterior de cada disco intervertebral. El ligamento longitudinal posterior ayuda en menor medida a limitar la flexión de la columna

[Leer menos]
×
Introducir código de acceso
  No ha sido posible validar su código de acceso. Por favor intente después.
Enviar
Háblenos de su experiencia en AclandAnatomy !
(1000 caracteres)
Facilidad de uso 1 = No es fácil de usar; 5 = Muy fácil de usar
Navegación en videos 1 = No es fácil de navegar; 5 = Muy fácil de navegar
Resultados de búsqueda 1 = No relevante; 5 = Muy relevantes
Trascendencia para su comprensión de los temas 1 = No fue trascendente; 5 = Muy trascendente
¿Actualmente emplea algún otro formato de los productos Acland (DVD's, versión de transmisión por internet/institucional, etc.)?
Díganos quién es usted.



¿Podemos contactarle para solicitar su retroalimentación?
Enviar retroalimentación
Sus comentarios se han enviado con éxito.
No podemos recibir tus comentarios en este momento. Por favor, vuelva a intentarlo otra vez.
Por favor, inicia sesión para enviar comentarios .
×