PREVIEW MODE IS ENABLED

4.3.8 Revestimiento de las cavidades nasales

Transcripción

(4.41)

Ahora que hemos visto las características óseas de la cavidad nasal, los senos paranasales y la nasofaringe, veamos como es esta región en el cuerpo vivo. Empezaremos con la entrada de la vía aérea que forma un rasgo tan característico de la cara, la nariz externa.

La piel sobre la parte superior ósea del esqueleto nasal es delgada y móvil. La piel de la parte inferior, la parte cartilaginosa es más gruesa y se fija a las estructuras subyacentes.

Las aperturas que forman el comienzo de la vía aérea son las fosas nasales, también llamadas las narinas anteriores. Retiraremos la piel de la mitad de la nariz para que podamos ver las estructuras subyacentes. El límite de la apertura ósea de la nariz, el orificio piriforme, está aquí.

Aquí está el hueso nasal. Los dos huesos nasales, unidos en la línea media, forman el puente nasal hasta aquí abajo. Desde aquí casi hasta la punta, el puente nasal está formado por el borde frontal del cartílago septal, que veremos completamente en un minuto. En cada lado el esqueleto de la nariz está formado por piezas delgadas de cartílago, el cartílago lateral, y el cartílago alar.

El cartílago lateral es delgado y plano. Por delante se continúa con el cartílago septal. El cartílago alar tiene dos partes, el pilar lateral, y el pilar medial.

El pilar lateral forma el marco curvo externo de la fosa nasal. El pilar medial gira agudamente hacia atrás, terminando aquí. Los dos pilares mediales juntos forman el esqueleto de la parte más baja y más anterior del tabique nasal, que se conoce como columela.

Para obtener una buena visión del tabique nasal, dividiremos el hueso y los tejidos blandos a lo largo de esta línea, y retiraremos el lado izquierdo de la cara. Aquí está ...

[Leer más]

(4.41)

Ahora que hemos visto las características óseas de la cavidad nasal, los senos paranasales y la nasofaringe, veamos como es esta región en el cuerpo vivo. Empezaremos con la entrada de la vía aérea que forma un rasgo tan característico de la cara, la nariz externa.

La piel sobre la parte superior ósea del esqueleto nasal es delgada y móvil. La piel de la parte inferior, la parte cartilaginosa es más gruesa y se fija a las estructuras subyacentes.

Las aperturas que forman el comienzo de la vía aérea son las fosas nasales, también llamadas las narinas anteriores. Retiraremos la piel de la mitad de la nariz para que podamos ver las estructuras subyacentes. El límite de la apertura ósea de la nariz, el orificio piriforme, está aquí.

Aquí está el hueso nasal. Los dos huesos nasales, unidos en la línea media, forman el puente nasal hasta aquí abajo. Desde aquí casi hasta la punta, el puente nasal está formado por el borde frontal del cartílago septal, que veremos completamente en un minuto. En cada lado el esqueleto de la nariz está formado por piezas delgadas de cartílago, el cartílago lateral, y el cartílago alar.

El cartílago lateral es delgado y plano. Por delante se continúa con el cartílago septal. El cartílago alar tiene dos partes, el pilar lateral, y el pilar medial.

El pilar lateral forma el marco curvo externo de la fosa nasal. El pilar medial gira agudamente hacia atrás, terminando aquí. Los dos pilares mediales juntos forman el esqueleto de la parte más baja y más anterior del tabique nasal, que se conoce como columela.

Para obtener una buena visión del tabique nasal, dividiremos el hueso y los tejidos blandos a lo largo de esta línea, y retiraremos el lado izquierdo de la cara. Aquí está el tabique nasal. Antes de verlo orientémonos. Aquí está la fosa craneal anterior. Aquí está el hueso

palatino o paladar duro, con el paladar blando extendiéndose detrás de éste. Aquí está la cavidad oral. Aquí la apertura de la cavidad nasal derecha. Detrás está la nasofaringe, la cual veremos en un minuto.

El tabique nasal se extiende desde aquí atrás, hasta aquí adelante. Esta pequeña parte del tabique está cubierta por piel. El resto está cubierto con esta capa de membrana mucosa. Retiraremos una pequeña parte de la membrana mucosa para poder apreciar su grosor.

La parte más alta del tabique es el área olfatoria especializada.

Contiene algunas de las fibras y terminaciones nerviosas del nervio olfatorio, que son los receptores sensitivos para nuestro sentido del olfato. La lámina cribiforme, a través de la cual pasan las fibras del nervio olfatorio, está a este nivel.

Ahora retiraremos toda la membrana mucosa del tabique para poder ver el cartílago y el hueso subyacente

Esta parte del tabique es hueso, como ya hemos visto. Esta parte está formada por el cartílago del tabique nasal. En este espécimen hay un defecto inusual en el cartílago, aquí. Adelante, el cartílago del tabique nasal forma el puente de la nariz hasta aq

Ahora quitaremos todo el tabique nasal para poder ver la pared lateral y el piso de la cavidad nasal. El interior de la fosa nasal, de arriba hasta el borde inferior del cartílago lateral que está aquí, se conoce como el vestíbulo nasal. Está cubierto con

Aquí están los cornetes superior, medio e inferior. La membrana mucosa que los recubre es rica en glándulas mucosas, y en vasos sanguíneos. Las complejas superficies de los cornetes cumplen importantes funciones humedeciendo y calentando el aire inspirado

[Leer menos]
×

Introducir código de acceso

  We are unable to redeem your access code. Please try again another time.
Enviar

Comentarios

Háblenos de su experiencia en AclandAnatomy !
(1000 caracteres)
Facilidad de uso
Navegación en videos
Resultados de búsqueda
Trascendencia para su comprensión de los temas
¿Actualmente emplea algún otro formato de los productos Acland (DVD's, versión de transmisión por internet/institucional, etc.)?
Díganos quién es usted.



¿Podemos contactarle para solicitar su retroalimentación?
Enviar retroalimentación
Sus comentarios se han enviado con éxito.
No podemos recibir tus comentarios en este momento. Por favor, vuelva a intentarlo otra vez.
Por favor, inicia sesión para enviar comentarios .
×